El Consejo Directivo aprobó el Programa de Posgrado sobre Abuso Sexual hacia niños, niñas y adolescentes
 
Prensa
 

El Consejo Directivo aprobó el Programa de Posgrado sobre Abuso Sexual hacia niños, niñas y adolescentes

Con la Dirección del doctor Carlos Rozanski se aprobó en el último Consejo Directivo de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, el Programa de Estudio sobre Abuso Sexual hacia niños, niñas y adolescentes dependientes de la Secretaría de Posgrado.

La presente propuesta formativa se propone como un espacio de producción de herramientas analíticas y de intervención que desde los estudios en Comunicación, Cultura, Género y Derechos Humanos aporten a la tarea de investigar, mapear y organizar estrategias de articulación institucional para el abordaje de la problemática del Abuso Sexual hacia niños, niñas y adolescentes en Argentina.

En este sentido, encontramos ineludible contextualizar la emergencia del presente programa en el marco del debate público sobre las violencias, mutilaciones y marcas que atraviesan los cuerpos de mujeres, niños, niñas, adolescentes e identidades trans feminizadas en nuestro país.  Para ello, los aportes realizados por Eva Giberti desde el Programa “Las Víctimas contra las violencias”, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, nos indica que la visibilidad de los abusos muchas veces resulta silenciado por la complicidad estatal, el poder judicial y los medios de comunicación, enmarcados necesariamente en un contexto en el que la violencia de género emerge en las prácticas sociales e institucionales de una sociedad patriarcal y adultocéntrica que subalterniza y desprotege a los niños, niñas y adolescentes. De acuerdo con los datos relevados en un informe publicado en enero de 2017, 9 de cada 10 víctimas de abuso infantil son niñas y 9 de cada 10 agresores son varones adultos. 

En sintonía con ello, la Facultad de Periodismo y Comunicación Social (UNLP) ha transitado un camino en torno a la incorporación de las problemáticas de género y derechos humanos y su relación con la comunicación, a través de la creación de diferentes espacios institucionales y de gestión política como lo son las Direcciones de Diversidad, Observatorio de Jóvenes y las Secretarías de Género y Derechos Humanos; así como en el ámbito de los estudios de posgrado la Maestría en Comunicación y Derechos Humanos y la Especialización en Periodismo, Género y Comunicación Social cuyos interrogantes principales giran en torno al análisis y problematización de las desigualdades entre varones y mujeres, la violencia doméstica y las relaciones de poder en diversos ámbitos de la vida cotidiana, vinculadas a las construcciones culturales de los sexos y su articulación con la organización política y el acceso a la justicia. 

De este modo, resulta ineludible para comprender el desarrollo de la perspectiva de abordaje del Programa de Posgrado sobre Abuso Sexual hacia niños, niñas y adolescentes destacar la trayectoria y experiencia de trabajo del Director del presente programa de estudio, el Dr Carlos Rozanski, en tanto autor del proyecto convertido en ley por el Congreso nacional en 2003, que modificó el Código de Procedimiento Penal de la Nación al establecer que un menor de 16 años víctima de delito sexual "sólo será entrevistado por un psicólogo especialista en niños y/o adolescentes designado por el tribunal que ordene la medida, no pudiendo en ningún caso ser interrogado en forma directa por dicho tribunal o las partes".  En la misma línea, la convención de los Derechos del Niño propuso también que el Estado garantice la posibilidad de ser escuchado, no oído, por lo tanto la Justicia Penal en nuestro país tiene como desafío y responsabilidad no sólo hacer que el/la niño/a víctima de abuso sexual se exprese, sino crear las condiciones para ello.

El presente Programa de Posgrado se propone entonces articular herramientas analíticas y reflexivas reconociendo como disparadores las siguientes inquietudes ¿Cuáles son las condiciones de intervención de la problemática? ¿De qué manera los/as niños/as pueden hablar en el contexto de instituciones/organizaciones habituadas a responder a escenas clásicas de la justicia? En sintonía con lo antes dicho, parte de la tarea pedagógica será construir mapas de los obstáculos, trabajar en su configuración hacia problemas de reflexión, lo que contribuirá a la construcción de una metodología flexible y articulada a los fines de intervenir ante la problemática. Para ello, confiamos en que la mirada comunicacional y la educación sexual integral son herramientas fundamentales para comprender y prevenir la violencia y el abuso.

 

 

 

Correo Perio